Salvador Dominici se Jubila, 44 años en las aulas

El director del IES Corralejo, Salvador Dominici , se jubila y sus alumnos le dedican una escultura por su gran labor

Salvador Dominici Castellano siempre estará presente en el IES Corralejo, a pesar de que le haya llegado su jubilación. Ha sido el fundador del centro en el año 2000, el director y el alma de este instituto con su maestría, profesionalidad y entrega.


Un monolito en el jardín bautizado la tour du savoir (la torre del saber), con 13 callaos majoreros, tantos como años lleva Dominici en el mismo, junto a una placa y un aula con su nombre recordarán la gran labor del veterano profesor de francés e inglés.


"Son cientos de anécdotas, pero siempre recuerdo una que me ocurrió hace años cuando una alumna me pidió que llamara a su novio que estaba en casa y decía que se iba a suicidar. Yo lo llamé y luego los vi paseando por el pueblo, por lo que comprendí que la cosa terminó bien", cuenta entusiasmado y muy agradecido por el bonito acto de despedida que le ofreció la comunidad educativa. Un espectáculo de danza, una canción de una estudiante, palabras de cariño de antiguos alumnos como Manuel Fleitas y de muchos compañeros, seguido de numerosas muestras de cariño de sus actuales alumnos y de los padres sirvieron para homenajear al docente.


Dominici estuvo en todo momento acompañado de su mujer y colega de profesión, Inocencia González. Se casaron en 1979 y tienen dos hijos, Tania y Ernesto, estudiantes de Ingeniería y Arquitectura, por lo que ninguno de ellos heredó la afición de ambos por esta profesión.


"Hasta los 10 años viví en Tánger, mis padres eran italianos y mi lengua materna fue el francés, pero nos trasladamos a Las Palmas porque mis padres se dedicaban a la hostelería y crearon el hostal Corralejo". Estudió en el instituto Pérez Galdós y cursó Filología Inglesa en la Universidad de La Laguna, "aunque oposité por francés y mi cátedra también es en francés", rememora el profesor.


En un balance de sus 44 años como docente advierte de que en las aulas hay que hacer de educador y de psicólogo y "con los años se van aprendiendo muchos trucos para ganarse el respeto y la admiración de los jóvenes". Entre sus recuerdos quedan grabados el bullicio de los estudiantes en los pasillos y su espontaneidad. También presume orgulloso de la distinción Viera y Clavijo que le concedió la Consejería regional de Educación.


Fuente: La Provincia / Itzíar F. Eguren

Salvador Dominici se Jubila, 44 años en las aulas

Image
Image
Image
Image