El molino de Antigua

Molino de Antigua

el molino de Antigua


En el pueblo de Antigua junto a la carretera FV-20 encontramos el molino de Antigua. Este molino de viento es un legado constructivo que forma parte de la historia y de la cultura tradicional de la isla de Fuerteventura.
Los molinos de viento llegaron a Fuerteventura a finales del siglo XVIII , en esta época la isla se caracterizaba por tener una agricultura de secano. El trigo y cebada son sus dos cereales más importantes y, en los años abundantes Fuerteventura era uno de los graneros de Canarias, abasteciendo a las islas de Tenerife, Gran Canaria y La Palma. En los años de sequía las cosechas eran prácticamente inexistentes e insuficientes para dar de comer a la escasa población de la isla.
El pueblo de Antigua fue residencia de algunas familias burguesas que se dedicaron a cosechar grandes extensiones de terreno para exportar los cerales a otras islas y, de esta manera, hacer fortuna. Reflejo de ello son las casas señoriales, algunas de ellas restauradas, que se encuentran en el pueblo.
El molino de Antigua es un edificio de planta circular que está construido con muros de mampostería. Tiene tres plantas de altura y cuatro aspas. En la tercera planta y bajo una cubierta cónica de madera, se sitúan la rueda dentada con su eje, el husillo y las aspas, que se encuentran ancladas a un eje horizontal ligeramente inclinado. La orientación del rotor de aspas hacia los vientos alisios dominantes se realizaba por medio de un eje o timón de madera que se sitúa en el extremo opuesto del rotor de aspas y que posibilita el giro de 360º de la cubierta cónica y móvil de madera.