Ermita de Malpaso

Ermita de Malpaso

Ermita de Malpaso
Ermita de Malpaso

En el barranco de la Peñita encontramos una pequeña ermita, que desde el siglo XV recibe el nombre de “Ermita del Malpaso” por lo peligroso de su entrada y, que albergó durante un tiempo la imagen de Nuestra Señora de la Peña. Esta ermita se localiza dentro del Espacio Natural Protegido Parque Rural de Betancuria.
Aquí se encuentra la roca con la cueva, donde según la leyenda, San Diego de Alcalá y el Padre Juan de San Torcaz, junto con unos pastores, encontraron a la Virgen de la Peña. Esta imagen fue traída desde Francia por el conquistador normando Juan de Béthencourt y, en un principio, se encontraba en Betancuria pero, tras el ataque pirata del arráez Xabán que destruyó la villa, la Virgen desapareció hasta que fue encontrada por San Diego en este mismo lugar.
Pasando el tiempo y, debido a la dificultad para llegar a la ermita los Mayordomos de la Virgen de la Peña tomaron la decisión de construir otro templo en la Vega de Río de Palmas, un lugar llano y de fácil acceso, para evitar que los devotos de la Virgen corrieran el peligro de despeñarse.