El consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, ha considerado este lunes, en relación a quienes quieren una revisión del caso Tindaya,

DESCARTA REVISAR EL CONTRATO

El consejero señala que no hay ninguna otra vía para recuperar los 12,73 millones que les adelantó la Comunidad canaria ni para exigir una compensación de 10,09 millones por daños y perjuicios.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, ha considerado este lunes, en relación a quienes quieren una revisión del caso Tindaya, que los últimos que tienen la palabra son los tribunales y "no se puede ir más allá".
Berriel ha dicho que el contrato suscrito entre el Gobierno canario y las constructoras que iban a realizar el estudio y proyecto del escultor Eduardo Chillida en Fuerteventura ya no se puede revisar más, pues no hay ninguna otra vía para recuperar los 12,73 millones que les adelantó la Comunidad canaria ni para exigir una compensación de 10,09 millones por daños y perjuicios.
El consejero ha señalado que, aunque no ha podido aún "desgranar" la sentencia dictada por el Tribunal Supremo, en su fallo entiende que el Gobierno canario conocía en su día el destino de ese dinero y que no conllevaba la obligación de ejecutar el proyecto y, por tanto, no se pueden recuperar eso 12 millones de euros ni los daños y perjuicios que exigía.
La vía de la reclamación está agotada y hay que acatar la sentencia con independencia de que "guste o no", ha dicho Berriel, quien ha comentado que este asunto "viene de muy lejos" y que la exigencia de esa devolución se acordó por unanimidad por parte del Parlamento regional.
El consejero ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias.

EFE

Publicado en Canarias Ahora.com, martes día 26-11-13