Tradiciones de Fuerteventura, las Jareas

Las Jareas

preparación de las jareas
preparación de las jareas

Una de las tradiciones marineras más ancestrales de Fuerteventura es la preparación de las jareas, una forma con la que se podía conservar el pescado durante largo tiempo. Las jareas son pequeños pescados (salemas, viejas, samas…), abiertos y secados al sol durante unos 4 días, atados o tendidos en cuerdas formando unos colgantes, que previamente salados con agua de mar se orean o jarean lentamente, hasta que se consigue la textura deseada.
La producción del sector pesquero en la isla fue de pequeñas dimensiones y se realizó de manera artesanal. En la comercialización de los productos estaba implicada toda la familia, mientras que los hombres se ocupaban de conseguir las capturas en el mar, las mujeres comercializaban el pescado en los pueblos vecinos de la isla, bien fresco o bien jareado.
Las Jareas de Fuerteventura y de Lanzarote fueron muy demandas por los barcos y navegantes que arriaban a nuestras costas y solicitaban estos salazones para guardarlos en sus bodegas y posteriormente consumirlos en su dieta diaria.