El rey don Juan Carlos ha decidido abdicar en su hijo

El rey don Juan Carlos ha decidido abdicar en su hijo






RTVE

El rey don Juan Carlos ha decidido abdicar en su hijo, el príncipe de Asturias. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este lunes que un Consejo de Ministros extraordinario aprobará este martes la ley orgánica para hacerlo posible.

La abdicación del rey está contemplada en la Constitución española de 1978. El príncipe heredero se convierte automáticamente en el nuevo monarca una vez que se hace efectiva aunque luego tenga que ser "proclamado ante las Cortes" y prestar juramento ante el Parlamento.

Según ha anunciado Rajoy la proclamación de Felipe de Borbón como nuevo rey de España se hará en un plazo "muy breve".
¿Es necesaria la aprobación de una ley orgánica?

El artículo 57.5 de la Constitución establece que "las abdicaciones y renuncias y cualquier otra duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión de la Corona se resolverán por una ley orgánica", por lo que, según Yolanda Gómez, catedrática de Derecho Constitucional de la UNED, "es obligado" que se elabore y se apruebe esta ley.

Aunque la abdicación sea una decisión personal, eso "no impide", señala esta experta, que el Parlamento "no pueda y deba participar" en la tramitación de esta norma que podría aprobarse "en muy poco tiempo" mediante un procedimiento de urgencia "ya que se trata de una ley que consistiría en un texto muy breve".

Otros expertos, como Enriqueta Expósito, profesora titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona, sostienen que el rey puede abdicar sin esperar a esta ley orgánica aunque "cuestión distinta es la conveniencia de que sea aprobada y del alcance que debería tener".
¿Cuándo se convierte el príncipe Felipe en rey?

El príncipe Felipe se convertirá en el nuevo rey de España una vez que se haga efectiva la abdicación. "La sucesión al trono y, por tanto, a la Jefatura del Estado, se produce en el mismo momento que acontece la causa que lo provoca, el fallecimiento o la abdicación (no por el simple anuncio, sino una vez es efectiva). No hay vacío de poder", explica Enriqueta Expósito.
¿Cómo es la proclamación ante las Cortes y el juramento?

El artículo 61.1 de la Constitución establece que "el rey al ser proclamado ante las Cortes Generales, prestará juramento de desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes y hacer respetar los derechos de los ciudadanos y las Comunidades Autónomas".

La proclamación del nuevo rey "ante" las Cortes, que no "por" las Cortes ya que la sucesión es automática, se produciría en una sesión conjunta de diputados y senadores en el Congreso en los días siguientes a la sucesión.

Lo que se hace en este acto es "proclamar al que ya venía siendo rey desde horas o días antes y "tomarle juramente", explica Yolanda Gómez. Don Felipe ya juró la Constitución como heredero cuando cumplió la mayoría de edad, pero ahora tendrá que hacerlo de nuevo "porque la fórmula de juramento es diferente para el príncipe heredero que para el rey", añade esta experta.

"Las consecuencias que tiene es proclamarlo a todos los efectos como sucesor ya que hasta ese momento solo tenía una expectativa de serlo", aunque el contenido es idéntico salvo por un "importante matiz: el heredero jura también fidelidad al rey", explica la profesora de la Universidad de Barcelona Enriqueta Expósito.
¿Debe haber un acto de coronación al margen de la proclamación?

No es necesario, aunque "podría hacer una recepción oficial para las altas autoridades del Estado y para el cuerpo diplomático acreditado en España", según apunta Yolanda Gómez, catedrática de Derecho Constitucional de la UNED.

"Esto sería muy normal y sería el mismo día de la proclamación y juramento o el día siguiente, pero en todo caso, en fecha cercana", añade.

La profesora Enriqueta Expósito, sin embargo, apunta que podría haber una "ceremonia oficial de coronación" que podría posponerse meses y a la que "suelen acudir también jefes de Estado de otros países y representantes de otras Casas Reales", como pasó en Mónaco en 2005.
¿Qué papel tendrá don Juan Carlos tras la abdicación?

La Constitución no establece ninguna función para el rey que abdica, aunque seguirá "siendo parte de la familia real pero sin funciones constitucionales", señala Gómez. El Real Decreto 2917/1981, de 27 de noviembre, que regula el Registro Civil de la Casa Real, establece en su artículo 1 que en él se inscribirán "los nacimientos, matrimonios y defunciones, así como cualquier otro hecho o acto inscribible con arreglo a la legislación sobre Registro Civil, que afecten al Rey de España, su augusta consorte, sus ascendentes de primer grado, sus descendientes y al Príncipe heredero de la Corona".

Enriqueta Expósito apunta a que el rey don Juan Carlos, cuando se haga efectiva la abdicación, podría ostentar el título de Conde de Barcelona como hizo su padre, don Juan, después de que renunciara a sus derechos a favor de su hijo en mayor de 1977. "Título que solo está referido a los reyes", señala.

El Real Decreto 1386/1987, de 6 de noviembre, sobre el Régimen de títulos, tratamientos y honores de la Familia Real y de los Regentes establecía que el padre del rey "continuará vitaliciamente en el uso del título de conde de Barcelona, con tratamiento de Alteza Real y honores análogos a los que corresponden al Príncipe de Asturias".

Expósito señala que "en ausencia de una regulación expresa en sentido contrario, le resultaría de aplicación dicha previsión".
¿Cuándo se convierte la infanta Leonor en heredera?

En el momento en el que Felipe se convierta en rey, es decir, cuando la abdicación se haga efectiva, la infanta Leonor pasa automáticamente a ser princesa de Asturias.

El artículo 57.2 de la Constitución establece que "el Príncipe heredero, desde su nacimiento o desde que se produzca el hecho que origine el llamamiento, tendrá la dignidad de Príncipe de Asturias y los demás títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona de España.
¿Qué ocurre si Leonor tiene un hermano varón?

La Constitución española establece en su artículo 57.1 que "la Corona de España es hereditaria en los sucesores de S. M. Don Juan Carlos I de Borbón, legítimo heredero de la dinastía histórica. La sucesión en el trono seguirá el orden regular de primogenitura y representación, siendo preferida siempre la línea anterior a las posteriores; en la misma línea, el grado más próximo al más remoto; en el mismo grado, el varón a la mujer, y en el mismo sexo, la persona de más edad a la de menos".

¿Qué pasaría entonces si Leonor tuviera un hermano varón siendo ya princesa de Asturias si no se ha reformado antes la Constitución? Aquí hay divergencia de opiniones.

Yolanda Gómez, catedrática de Derecho Constitucional de la UNED, asegura que "si se produjera el nacimiento de un tercer hijo" de los actuales príncipes de Asturias, "y fuera varón por aplicación del artículo 57.1. de la Constitución el recién nacido pasaría ("desde su nacimiento") a ser príncipe de Asturias, desposeyendo de tal título a la infanta Leonor".

Sin embargo, Enriqueta Expósito, profesora titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Barcelona, asegura que una vez que el príncipe Felipe sea rey y la infanta Leonor se convierta en heredera esta circunstancia no cambiará aunque tuviera posteriormente un hermano varón.

Según esta experta, "la heredera seguiría siendo su primogénita. La Constitución refiere la condición de heredero/a al momento en el que se produce la sucesión", en este caso en cuanto la abdicación del rey sea efectiva.