El Saladar de Corralejo

El Charco de Bristol o saladar de Corralejo
El Charco de Bristol o saladar de Corralejo
El Charco de Bristol o saladar de Corralejo

El Charco de Bristol o saladar de Corralejo es una pequeña zona, con algo más de 100 metros de longitud y una anchura de 30 metros, situado en el comienzo de la pista que conecta Corralejo con Majanicho. se forma un charco cálido con fondo arenoso, de poca profundidad y aguas tranquilas, ideal para ir con niños, para practicar la pesca con caña o el surf , wildsurf . Puedes encontrar plantas de alto valor biológico como el salado de marisma que solo habita en este lugar y en la isla de Lobos.
Es un lugar privilegiado para el avistamiento de aves limícolas. Forma parte del tramo Corralejo-faro del Tostón que ha sido declarado IBA (Important Bird Area) por BirdLife International.
El Charco de Bristol es visitado por las aves limícolas en épocas reproductivas, especialmente por los zarapitos, garcetas y garzas reales, cigüeñuelas, vuelvepiedras, espátulas, chorlitos, correlimos o archibebes, que también acuden a diario para alimentarse de los alevines de peces, moluscos y crustáceos que crecen en sus aguas.